Share on Tumblr

domingo, 17 de noviembre de 2013

Coulant de Chocolate

 Ingredientes para 5 personas:
  • 60 grs. de harina de repostería
  • 50 grs. de mantequilla 
  • 3 huevos 
  • 125 grs. de chocolate para fundir 
  • 1 cucharada de cacao en polvo puro sin azúcar
  • 75 grs. de azúcar glas  
  • Unas gotas de esencia de vainilla o 1 cucharada de azúcar vainillado 
  • una pizca de sal
  • ralladura de media naranja 
  • 1/2  cucharadita de canela en polvo

Elaboración: Es una receta muy sencilla la complejidad está en el puntos de horneado pero con el tiempo que os indico aquí debería salir bien.
 Se baten los 3 huevos con el azúcar glas en un bol, yo usé la batidora de varillas durante un par de minutos mas o menos lo dejé casi a punto de nieve. En un cazo o recipiente al baño maría fundimos el chocolate junto con la mantequilla. Una vez disuelto removemos bien y vertemos en la mezcla de huevo y azúcar. Como estará caliente para que el huevo no se cuaje lo vamos vertiendo desde altura para que al caer el chorro de chocolate baje de temperatura. Añadimos los aromas y ña ralladura de naranja mezclamos bien con espátula de silicona. 
 Es el punto de añadir la harina tamizada


junto con el cacao en polvo, y volvemos a mezclar hasta que quede una pasta homogénea. Finalmente, vertemos la mezcla en moldes de flan; untados previamente con mantequilla y cacao el polvo, en vez de harina para que no se peguen. (Funciona aunque parezca extraño, yo usé los desechables de aluminio). 

 Llega el momento clave y el truco para que queden perfectos, hechos por fuera líquidos por dentro. Y es simplemente congelarlos tapados con film transparente. Lo que nos permite hacer la cantidad que queramos y tenerlos preparados para cualquier momento, con esto conseguiremos que el frío ralentice el proceso de cocción, y así se haga el exterior quedando el centro liquido pero caliente. El tiempo de cocción es de unos 12 minutos a 180º dependerá de cada horno, en mi caso es de gas y con fuego solo en la parte de abajo; no obstante, oscilará entre 10 y 15 minutos, según horno. En caso de no congelarlos con 5 minutos bastaría.