Share on Tumblr

domingo, 23 de febrero de 2014

ROLLOS DE CANELA, CARACOLAS O KANELBULLE


 Hoy viajamos hasta Suecia para realizar uno de los postres típicos del país, Los rollos de canela o "Kanelbulle"; que dirían algunos de nuestro celebre elenco de actores de la época del destape entre tanta sueca. Chorradas a parte, este dulce se popularizó a partir de la década de los años veinte del siglo pasado y se cree originario de dicho país, no obstante, es muy popular en E.E.U.U. con sus típicos glaseados. (Y que es lo que no glasean ellos diréis...)  Yo en mi revisión de la receta he agregado frutos secos pueden ser uvas, frutas del bosque, ciruelas u orejones, eso sí troceados que estos son más grandes. Más que nada por aprovechar, ya que tenía. 




Ingredientes para la masa:
  • 3 tazas de harina de fuerza más una de harina floja
  • 120 gr de azúcar
  • 1 tsp. (cucharadita) de sal (1,5gr)
  • 25 gr de levadura de panadero o 7 gr de levadura de panadero liofilizada 
  • 70 gr de mantequilla en pomada o casi derretida 
  • 2 y 1/2 tbs. (cucharadas) de mantequilla sin sal (40gr)
  • 2 huevos medianos
  • 1/4 taza de leche 
Relleno:
  • 1/4 taza de azúcar moreno
  • 2 tsp. (cucharaditas) de canela
  • 3 tbs de mantequilla derretida 
  • 100 gr de pasas o frutos secos 
Elaboración:

 Hacemos un volcán con la harina y echamos en el centro el resto de ingredientes, por otro lado disolvemos la levadura con la leche templada y agregamos al volcán, vamos mezclando con los dedos en movimientos circulares hasta que se vaya integrando todo y nos permita comenzar a amasar.
 Siempre amasaremos apretando con la base de la palma de la mano, recogemos y repetimos. Si vemos que en el proceso la masa esta poco elástica podéis lanzarla con fuerza contra la mesa de trabajo y dejamos reposar unos segundos, seguimos amasando, el proceso de amasado será de unos 5 minutos más o menos hasta que percibáis que la superficie esta lisa  y si hundes el dedo esta recupera su forma. Damos forma de bola y dejamos fermentar dentro de un bol, en un lugar cálido hasta que doble o triplique su volumen. (proceso de 2 horas si es un lugar cálido o sino lo podéis hacer la noche anterior).

Masa lista para fermentar
Estiramos la masa con un rodillo y vamos dando forma de rectángulo 


preparamos el relleno, primero cogemos la mantequilla casi derretida y barnizamos toda la superficie con ayuda de un pincel de repostero. Después mezclamos el azúcar moreno y la canela y espolvoreamos la superficie untada previamente de la mantequilla.


Por último, enrollamos formando un cilindro y cortamos en rodajas de centímetro y medio, 2 cm, mas o menos. Disponemos estos sobre una fuente con papel de horno y dejamos fermentar nuevamente, hasta que doblen su volumen.   
previo levado o fermentación

rollos fermentados, previo horneado
Ya solo queda hornear, tendremos el horno precalentado a 180º y los haremos durante 10, 12 minutos, dependiendo del horno hasta que estén dorados. El resultado es el siguiente:


rollos listos para comer